background img

Entérate Aquí.

Cambios de vida de cuatro dominicanos a los que perdonaron condenas en EUA

Por: Miguel Cruz Tejada
NUEVA YORK. El gobernador Andrew Cuomo otorgó el perdón ayer lunes a cuatro dominicanos, un colombiano, una jamaiquina y a otro inmigrante de Barbuda, sentenciados por narcotráfico y otros delitos para evitar sus deportaciones a sus respectivos países.
El primer ejecutivo estatal anunció en un comunicado que decidió perdonar las condenas de los dominicanos Carlos Suárez, Ludames de la Cruz, Elpidio Rodríguez y José Rafael Cruz, quienes estaban en libertad condicional cumpliendo parte de sus sentencias después de salir de la cárcel y en la mira de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), para ser sometidos a procesos de repatriación.
A Suárez, de 41 años, se le negó la juramentación como ciudadano americano cuando estaba a punto de asistir a la ceremonia en septiembre de 2017.
En lugar de hacerse ciudadano, se le dijo que tenía que presentarse mensualmente en las oficinas de ICE, lo que ha estado haciendo. Ha estado libre de delitos durante nueve años desde la condena en 2009 por robos menores y se ha empleado constantemente en el análisis de negocios.
Rodríguez, de 57 años, ha estado libre de crímenes durante 19 años. Trabaja en tareas domésticas en los hospitales de la ciudad de Nueva York y sirve como cuidador y proveedor financiero para sus padres ancianos, su esposa, sus tres hijos adultos y sus dos nietos.

Fue declarado culpable de posesión criminal de una sustancia controlada (drogas) y de operar un vehículo de motor mientras estaba borracho.
Ludames, de 53 años, ha estado libre de delitos durante 17 años después de su condena por intento de venta de drogas. Trabajó como asistente de estacionamiento y en el servicio de comida hasta que se lesionó en el trabajo en 2008 y quedó discapacitado. Él también ha sido diagnosticado con trastorno de estrés postraumático, por haber sido víctima de varios robos a punta de pistola.
Ahora está luchando contra el cáncer y, si es deportado a la República Dominicana, no tendría apoyo allí ya que sus hermanos, sobrinas y sobrinos, que son toda su familia, viven en Nueva York, donde lo visitan y ofrecen apoyo durante su enfermedad.
Cruz, de 53 años, ha estado libre de delitos durante siete años luego de su condena por venta criminal de drogas.
Estuvo en custodia de ICE durante dos años y medio antes de ser liberado en octubre de 2017 bajo fianza.
Cruz trabaja en la industria de servicio de alimentos y apoya a su padre enfermo, así como a la hija de su hermana fallecida.
Los otros inmigrantes indultados por el gobernador Cuomo son la jamaiquina Tamar Samuda, de 35 años, Frank Barker, de 43 años, de Barbados y el colombiano Marino Soto, de 43 años.
Rodríguez dijo que ahora tratará de hacerse ciudadano americano para evitar contratiempos con inmigración, pero abogados especialistas en la materia consultados anoche, dijeron que en un Gobierno, como el de Donald Trump, no le será tan fácil y deberá agotar muchos procedimientos.
Dijeron que el perdón del gobernador a los inmigrantes es un loable intento para tratar de impedir sus deportaciones, pero el futuro de ellos dependerá de la ICE.

Noticias Recientes