background img

Entérate Aquí.

“La cooperación china aportará más bienestar al pueblo dominicano”

El canciller Miguel Vargas Maldonado y su homólogo de la República Popular China, Wang Yi, develizan la tarja para dejar inaugurada la embajada china en República Dominicana. Observa el embajador de la nación asiática, Zhang Run.
El canciller de China, Wang Yi, se reunió con el presidente Medina, con el canciller Vargas y firmó un memorándum
El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de la República Popular China, Wang Yi, aseguró ayer que el fortalecimiento de la cooperación China, además de aportar mayor bienestar al pueblo dominicano, contribuirá al desarrollo del país e inyectará un renovado dinamismo a la cooperación entre la nación asiática y América Latina, en conjunto.
Yi resaltó el interés de aprovechar la oportunidad que supone la construcción conjunta de la iniciativa de La Franja y La Ruta para impulsar la cooperación en diversos campos en suelo dominicano.
Respondiendo a una pregunta periodística, el funcionario de la nación asiática aseguró que toda la cooperación entre los dos países caminará sobre la base de la igualdad y el beneficio mutuo.
“Vamos a ponernos en la piel de la República Dominicana para atender más las necesidades de desarrollo de este país y el bienestar del pueblo dominicano”, aseguró.
Resaltó que a partir del inicio de las relaciones diplomáticas, República Dominicana es en el principal socio comercial de China en el Caribe.
El canciller chino llegó a República Dominicana el jueves en la noche y ayer viernes agotó una agenda de trabajo definida como fructífera, que incluyó un encuentro con el presidente Danilo Medina, un encuentro y firma de mamorandum con el Ministerio de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas, y la inauguración (para fines protocolares) de la embajada China en la capital dominicana, que más bien es la residencia oficial del embajador de China. Está ubicada en la calle Los Samanes número uno, esquina calle Selene, en Bella Vista, Distrito Nacional.
La embajada del llamado “Gigante Asiático”, en República Dominicana permanece -hasta el momento- en la avenida 27 de Febrero, casi esquina Privada, en el sector El Millón.
“Permítanme expresar mi admiración al presidente Danilo Medina, quien abrió con sus manos las puertas de las relaciones entre China y República Dominicana”, dijo Yi, en un breve discurso luego de desvelar la placa que deja abierta la sede diplomática, acompañado del canciller Miguel Vargas. En el encuentro que sostuvo el funcionario del gobierno chino con el presidente Medina, participaron algunos de los más cercanos colaboradores del gobernante, el canciller Miguel Vargas y el embajador dominicano en China, Briunny Garabito Segura. La reunión duró poco más de 40 minutos.
En el Palacio Nacional Yi estuvo acompañado de una reducida comitiva y no ofreció declaraciones del encuentro. Lo hizo posteriormente en la actividad de la Cancillería. Allí, al mediodía, el funcionario asiático señaló que China y República Dominicana están separadas por una larga distancia geográfica, pero que la íntima amistad borra esa lejanía.
En el encuentro entre Miguel Vargas y su homólogo chino se conversó sobre temas de índole diversa, entre ellos comercio, inversión y cooperación. Incluyó también la parte de promoción turística y cultural, temas concernientes al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y otros organismos regionales, así como la visita que realizará el presidente Danilo Medina a China a finales de octubre de este año y los posibles acuerdos que serán firmados en esa ocasión.
La visita de Wang Yi al territorio dominicano puede definirse como “corta”, quizás alcanzó las 24 horas. Ayer viernes partió hacia otro país. Fue la primera visita realizada por un funcionario de alto nivel chino al país caribeño luego del establecimiento de las relaciones diplomáticas, el primero de mayo de 2018 entre ambos Estados.
No habrá robo de empleos
Miguel Vargas dijo que todos los proyectos a implementarse como parte de las relaciones domínico-China se harán bajo las normas legales dominicanas, la Constitución y el respeto de las leyes. Expresó ésto, en respuesta a una pregunta formulada por Jorge Pineda, de la agencia Reuters, referente a posibles obreros chinos que pudieran venir al territorio nacional en caso de que se inicien algunos proyectos que requieran mano de obra. La pregunta hacía referencia a que el Código Laboral dominicano establece un 80-20, es decir, que el mayor número de obreros -en cualquier proyecto- debe ser de origen local y el restante puede ser extranjero.
El canciller Yi aprovechó para dejar claro que “lo que vendrá a este país (a República Dominicana) gracias al establecimiento de lazos diplomáticos no son trabajadores chinos simples, sino técnicos muy necesarios para el desarrollo de este país. “No son trabajadores chinos que roben trabajo a la población de este país, sino turistas chinos que contribuirán al aumento de la riqueza local”.
El canciller dominicano y el Consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino firmaron un memorándum de entendimiento sobre el establecimiento del mecanismo de consultas políticas. La ceremonia se desarrolló en el salón Verde, en la Cancillería.
“Con este instrumento se establecen las consultas periódicas para la revisión de la agenda bilateral. Y considero que es el primer paso hacia la materialización de un programa de trabajo conjunto y efectivo, que vaya acorde con nuestros objetivos pautados”, indicó Vargas.
El memorándum contempla que los dos países realizarán periódicamente reuniones de consultas -a nivel de las cancillerías -que abarquen una amplia gama de temas, con el fin de intercambiar opiniones sobre aspectos bilaterales y del ámbito internacional. En sus palabras frente a los periodistas en canciller Vargas Maldonado recordó que las relaciones diplomáticas entre República Dominicana y China Popular se establecieron el primero de mayo de este año. “A la vez reconocimos a la Resolución 27-58 de la Organización de las Naciones Unidas que establece el principio de una sola China”, rememoró Vargas. Sostuvo que ese acontecimiento histórico significó un paso gigantesco hacia una política exterior dominicana más asertiva y que corresponde con los intereses nacionales actuales.
Se tiene previsto que el presidente Danilo Medina realice una visita oficial a China a finales de octubre para inaugurar la sede de la embajada dominicana en Pekin. En ese viaje se reunirá con su homólogo, el presidente Xi Jinping.
Los dos cancilleres coincidieron en perseverar en el principio de una sola China. “Tal como dije en mi discurso en Pekín el pasado mes de mayo, la República Dominicana reconoce el importante rol que juega China en el escenario global actual, y es primordial para nosotros contar con el apoyo y la experiencia de China durante nuestro ejercicio en el puesto no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU”, resaltó Miguel Vargas. Y agregó: “Espero que juntos podamos emprender acciones en pro del desarrollo de la paz y la seguridad internacional. En ese sentido, continuaremos fortaleciendo las relaciones domínico-china, basada en la confianza y el respeto mutuo”.
El canciller dominicano explicó a los periodistas que con la firma del Memorándum de Entendimiento se crea un instrumento que permite establecer las consultas periódicas para la revisión de la agenda bilateral. “Y considero que es el primer paso hacia la materialización de un programa de trabajo conjunto y efectivo, que vaya acorde con nuestros objetivos pautados”, planteó. La parte china acudió a cada uno de los encuentros de ayer con un traductor.
Fuente: El Caribe

Noticias Recientes