background img

Entérate Aquí.

Error de un juez puede haber sido determinante en el crimen de Lesandro Guzmán

Deshilvanando las causas que llevaron al ataque fatal al quinceañero Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz por supuesta confusión y venganza, la sentencia de un juez puede haber cambiado el destino de muchas personas, especialmente la del joven asesinado.
La orden de un juez de otorgar libertad bajo fianza a Ediberto Santana, presunto líder de la pandilla de inmigrantes dominicanos “Los Trinitarios”, puede ser la clave en el brutal homicidio, el más comentado en lo que va de año en Nueva York.
Las pandillas de Nueva York cometen “robos y trafican con drogas”, dijo el comisionado James O’Neill en una reciente conferencia de prensa. “Pero también cometen fraudes con tarjetas de crédito, comprueban esquemas de falsificación, robo de identidad, fraudes telefónicos, robos minoritarios organizados (y) están involucradas en la trata de personas, incluida la prostitución de niñas“.
Un ex miembro de “Los Trinitarios” que accedió a una entrevista con Pix11 en condición de anonimato, dijo que “venden drogas, envían a su gente a matar a cualquiera. Mucha gente [en la pandilla] están haciendo robos”.
“Secuestro, extorsión, asesinato, narcóticos e intimidación” son las actividades de las pandillas de la ciudad de Nueva York descritas por Manuel Gómez, ex oficial de NYPD y ahora detective privado, radicado en El Bronx, cuyo trabajo ha arrestado a múltiples pandilleros por una variedad de delitos.
Hombres jóvenes están detrás de alrededor del 40% de los delitos violentos en la ciudad, según NYPD.
“Ediberto Santana es el líder de ’Los Trinitarios para los tres distritos” -Brooklyn, El Bronx y Manhattan-, dijo Gómez. “Está corriendo por las calles ahora mismo, suelto”.
A Santana, de 28 años, lo llaman “El Primero” en la pandilla, y en calle también se le conoce como “Veneno Flaco”. No ha sido vinculado directamente por el homicidio de Guzmán, pero recién obtuvo una fianza de $100 mil dólares en un caso de posesión de armas en Brooklyn.
La policía lo arrestó por ese cargo en junio y los fiscales pidieron que lo mantuviesen detenido sin fianza. Pero “el juez estableció $50 mil dólares en efectivo ó $100 mil en bonos”, dijo un vocero de  la Oficina del Fiscal del Distrito de Brooklyn.
Santana, de 28 años, recibió la opción de fianza a pesar de que ya estaba en libertad bajo fianza por otro caso criminal de 2017.
“Trató de quemar a la gente viva en su hogar”, dijo Gómez sobre ese caso anterior, en el que Santana había sido acusado de incendio premeditado, robo y peligro imprudente. “Y ha estado involucrado en otros cinco asesinatos”, afirma.
Agrega que José Muñíz, uno de los 12 detenidos por la muerte de Guzmán, recibió la orden de matarlo de parte de Santana, en un caso de aparente identidad equivocada, mientras buscaban venganza contra otro joven que apareció en un video sexual.
“Muníz, el tipo que sostenía el gran machete negro” en el ataque contra Junior, también estuvo “involucrado en el asesinato de Hansel Arias” en 2012, según Gómez. Pero no fue arrestado.
Consultado sobre el estado de Santana y su condición de libertad, el jefe de departamento de NYPD Terence Monahan dijo que por tratarse de “investigaciones en curso en este momento (…) no vamos a mencionar a nadie más que no esté bajo custodia”.
“La muerte de Junior nunca debería haber sucedido”, insiste el detective Gómez.
Fuente: Diarionyl

Ediberto Santana en un caso de 2013

Noticias Recientes