background img

Entérate Aquí.

Joseguillermo Cortines: “El sacrificio de ser padre vale la pena un 100%”

A lo largo de una amplia y rica carrera Joseguillermo Cortines se ha desempeñado como actor, cantante y presentador de televisión, pero hasta ahora su rol más desafiante, rico, gratificante y que le causado más noches en vela ha sido el de papá, primero con su hija adolescente Marah Cortines Tactuk y ahora con su nueva bebé Amelie Cortines Bonnelly. Y aunque las reglas del juego pueden variar con el paso del tiempo, el deseo de Joseguillermo de ser un gran padre se mantiene firme.

¿Qué consejo le darías a un padre primerizo?
No sé. Es muy difícil explicarle a alguien lo que le viene cuando se trata de ser padre, eso es algo que cada quien lo descubre justo en el momento en que se convierte en padre, pero un consejo sería ponerle atención a los detalles, hay muchas cosas que pasan desapercibidas y que son muy importantes. Yo, gracias a Dios, he tenido la oportunidad de disfrutarlas por segunda vez y, aunque no deja de ser una tarea ardua, difícil y que hay que trabajarla en conjunto, en pareja, sigue siendo algo muy lindo que solamente le ocurre a uno cuando el niño nace.

¿Cómo manejas el hecho de tener dos hijas de edades tan distintas?
De hecho a mí me ha convenido porque Marah de vez en cuando nos ayuda, ya ella tiene suficiente edad para que nosotros podamos asignarle a la niña a veces y descansar un poco. Realmente no hay un choque generacional aún, no creo que vaya a haberlo tampoco. Eso a mí no me causa ningún tipo de preocupación en lo absoluto.

¿Cómo han cambiado las reglas del juego desde la primera vez que fuiste padre?
Puedo decir que la tecnología y todas las comodidades que hay hoy en día para hacer más fácil la tarea de ser padre de un bebé ayudan mucho y son positivas. Todavía no puedo decir que hay algo negativo pero, obviamente, las generaciones cambian y pasa, por ejemplo, como cuando Marah tiene que salir y me dice que el sitio al que va lo abren a las 11:30 pm y yo digo que cómo puede ser posible, a las 11:30 ya había pasado media fiesta cuando yo tenía su edad, pero eso es un choque generacional. Con Amelie no ha ocurrido eso aún.
¿Qué tipo de crianza estás aplicando con Amelie?
Yo nunca he valorado que haya diferentes tipos de crianza, nosotros vamos un poco sobre la marcha viendo cuáles son las necesidades y los cambios de generación que provoquen que hagamos una cosa u otra, sin embargo, mis padres tienen 55 años de casados, pues ese tipo de crianza que ellos me dieron a mí yo lo quiero seguir adelante para que mi hija pueda tener una vida larga y con una familia saludable. Más que eso, quisiera alejarla un poco de la tecnología, a lo que me refiero es que hay gente que para deshacerse un poco de los niños les asignan un celular o algo y se olvidan de que debe haber un intercambio social. Nosotros queremos alejarla de eso lo más posible sin tenerla ajena a las realidades del mundo en el que vivimos.
Joseguillermo Cortines: “El sacrificio de ser padre vale la pena un 100%”
A la hora de seleccionar papeles o iniciar un proyecto, ¿el hecho de que sea un material que puedan consumir tus hijas afecta tus decisiones?
No, mi carrera profesional va muy separada a todo lo demás, es mi trabajo y como tal yo lo asumo. No me afecta en lo absoluto. Obviamente yo no haría algo que vaya necesariamente en contra de mi moral, pero eso ya es algo personal y no tiene que ver con mis hijas o mi familia en sí.

Por otro lado, ¿el hecho de trabajar en la industria del entretenimiento influye en la forma que eliges el contenido que tus hijas pueden consumir?
Sí, eso sí. Marah, obviamente, es adulta y tiene poder de elección y escucha música que no es necesariamente la que me gustaría que escuchara, pero también oye música buena, entonces es un poco de cada cosa. Con Amelie todavía estamos en una etapa en la que nosotros manejamos todo el contenido que ocurra y suceda alrededor de ella, y eso siempre creo que va a ser algo con un poco más de calidad tomando en cuenta que soy alguien que está en el mundo del entretenimiento y tengo ciertos conceptos.

¿Qué error o metida de pata no quisieras volver a cometer en esta ocasión?
En una etapa me tuve que alejar de Marah cuando me fui a Estados Unidos, pero esa fue una decisión que tomé a sabiendas de que no la iba a abandonar, fue una decisión muy difícil pero fue también en pos de hacer que mi carrera creciera para poder seguir sustentando sus necesidades. Fue muy difícil y eso yo lo ponderaría dos veces en esta ocasión, pero no significaría que no lo hiciera, aunque ahora si lo hago me llevaría a la niña.

¿Cuál es el mayor reto que puede enfrentar un padre hoy en día?
Creo que, definitivamente, es el rol que ha tomado la tecnología dentro de la vida de los seres humanos incluyéndonos. Lo que pasa es que nosotros lo asumimos como algo que llegó después de que nosotros ya sabíamos vivir, y ahora los niños nacen y necesitan vivir por medio a esa tecnología. Es un reto el que podamos lograr que nuestros hijos reconozcan esa tecnología como un extra y no una necesidad básica. A mí me encantaría poder lograr eso con Amelie.

¿Estás involucrado con el cuidado del día a día del bebé?
Totalmente. Con un nuevo integrante en la familia también hay necesidades extras y mientras más trabajo haya mejor estamos, mejor nos podemos colocar dentro de un marco de tranquilidad mental y yo, últimamente, he estado bien ocupado, lo cual le agrega más tiempo con la niña a Dominique sola, pero eso no quiere decir que no tenga ayuda. Yo tengo que trabajar y los días que no estoy tan ocupado me los paso aquí en la casa con ella y la bebé.
Joseguillermo Cortines: “El sacrificio de ser padre vale la pena un 100%”
Una de tus hijas es una adolescente, ¿cómo compararías el tipo de vida que llevan los chicos de hoy en día en comparación con tu generación?
Antes la gente tenía que involucrarse más socialmente con los demás para hablar, para sensibilizarse, para enamorarse y para comunicarse en términos generales. A pesar de que Marah y su grupo de amigas siempre han estado inmersas en esa tecnología y en ese facilismo para decirle a otra persona lo que quieres sin tener que mirarle a los ojos, sigue siendo un poco más humana de lo que he logrado ver dentro del medio en estos días. Es un reto para nosotros lograr que se humanicen y sacar un poco a un lado ese facilismo tecnológico que, a pesar de ser una herramienta muy buena, también puede ser lo contrario.

¿Qué mito sobre ser un padre comprobaste que no era cierto después de que nació tu primera hija?
Yo siempre he escuchado que los hijos te cambian totalmente la vida y, sí, hay cosas que los hijos hacen que uno reconsidere y comience a entender a sus padres desde que uno tiene un hijo, pero yo sigo siendo la misma persona, sigo pensando igual sobre la vida. Sí me cambió la vida en algunos aspectos, pero yo no soy otra persona a partir de que mis hijas nacieran.

¿Qué le dirías a tus hijas si deciden dedicarse a la actuación o una carrera similar?
Marah, por ejemplo, está coqueteando con artes liberales, que es un rango muy amplio donde ella puede desarrollar cualquier tipo de habilidad que tenga que ver con el arte, y siempre he mostrado mi total apoyo a lo que ella decida hacer. Yo he reconocido las artes como una parte que ha venido conmigo desde que era joven y no puedo robar a nadie el privilegio de poder trabajar, desarrollarse y vivir de lo que le apasiona.

Para ti ¿cuáles han sido los sacrificios de ser padre?
En todas las etapas de tener un hijo hay sacrificios, en todas. Desde que nace ya comienza uno a sacrificar su sueño, después te ponen a prueba la paciencia, luego tienes que convertirte en un protector eterno del niño cuando comienza a caminar y explorar. Entonces sí, uno se ve afectado de una u otra forma en cada una de las etapas de sus hijos, pero ese sacrificio vale la pena un 100%.

¿Qué es lo que más te gusta de ser padre?
Uno sacrifica, por ejemplo, el sueño en la noche, eso es bien difícil y lo digo porque estoy viviendo esa etapa ahora mismo; sin embargo, Amelie me sonríe y ya, ya me pagó por hoy, mañana y pasado. En cada etapa hay ese tipo de recompensas. Otro ejemplo es que hoy en día mi hija es una excelente estudiante en el colegio y la miro y tengo un nivel de admiración hacia ella y el esfuerzo que hace para conseguir lo que quiere que ella no se lo imagina.

¿Hay planes para volver al cine o al teatro? ¿Qué otro proyecto viene por ahí?
Este fin de semana termino con la obra de teatro “El test”, que ojalá se repita en algún momento. Hay un plan de una película animada –por ahí vienen muy pronto las grabaciones–, y seguimos todas las noches en Chévere Nights. Este año ha sido muy fructífero y como la gente dice que los niños vienen con el pan debajo del brazo pues me ocurrió a mí también, así como llegó mi hija también han venido muchos trabajos.

Fotos: Bayoan Freites —Estilismo: José Jhan y Raúl Cohen —Asistente de estilismo: Lindsie Soto —Vestuario: Amelie (bebé): lazo grande y traje de encajes de “Lorencetti”; lazo pequeño de flores de “Created by Pau”. Joseguillermo: camisa blanca, jean y suéter by Purificación García. Marah: vestuario propio.
Fuente: Diario Libre

Noticias Recientes